Seguidores

Buscar este blog

jueves, 4 de julio de 2013

(crónica) Conociendo a la autora Luna Marina Soler en Cartagena

Hola aprendices, la entrada de hoy (junto con la que haremos de la otra autora a la que tuvimos el privilegio de conocer, Mary Martín) va a ser muy especial pues este servidor (Luis) y su preciosa esposa (Susy) tuvimos el inmenso placer de conocer a la autora del libro "La orden del sol", Luna Marina Soler. Debo decir que me sorprendió su juventud y me maravilló su simpatía. Realmente fue un día el que pasé muy especial en compañía de dos maravillosas damas, entre risas, paseos por Cartagena, buena comida y excelentes visitas por la ciudad.


Antes de empezar con la crónica quiero deciros una cosa. En el blog de "El poder de las letras escritas" aparece una crónica de este evento que os estoy narrando que nada, repito, nada tiene que ver con nosotros ni con la quedada que tuvimos con Luna, pues este personaje no estuvo con nosotros para nada y por lo tanto no puedo entender como narró en primera persona como si él hubiera estado allí, porque indudablemente, a menos que este señor posea el poder de la invisibilidad, no se le vio el pelo y, desde luego, ni falta que hace. (al final de la entrada colocamos los pantallazos)


Aclarado esto, mas que nada para que no haya confusiones, o sea REMARCANDO que a esta autora la conocimos Susy y yo únicamente y para muestra las fotos que acompañan este texto, cosa que me parece muy importante destacar pues este señor no es nadie para hacer tal crónica y atribuirse el merito de haber sido él el que acudió al evento, pues para nada, desde aquí lo desmiento. El único hombre de las fotos soy yo, Luis Martínez, con nombre y apellidos, para que no haya dudas al respecto. Se que soy machacón en este aspecto pero no me gusta que personas ajenas se atribuyan nuestros méritos.

Fuimos temprano a Cartagena desde Murcia  en el coche de mi esposa y mientras gozaba del paisaje cartagenero (con grandes prados, zonas cultivadas y cantidad de rebaños, o sea hermoso donde los haya) y de las explicaciones de mi mujer, a la vez me daba crema solar-que el sol picaba de lo lindo- nos detuvimos en una típica gasolinera, de esas con un par de surtidores en la calle y una tienda la mar de cuca, salida de tiempos pretéritos  como si hubiera retrocedido al pasado. A mi particularmente me encantó, pues viniendo de una gran urbe como Barcelona, no había visto nada parecido.

Al llegar allí lo primero que hicimos fue visitar el puerto y tomarnos un refrigerio en una de las terrazas mientras nos hacíamos unas divertidas fotos. El lugar me encantó: era tranquilo y se respiraba una brisa marina deliciosa aunque el sol ya picaba que daba gusto. Mi mujer se veia feliz y mas guapa que nunca!

Después de conocer a un familiar de Susy (y mio por supuesto que para algo estamos casados) nos dirigimos a la plaza de España con su árbol centenario donde conocimos a Luna Marina Soler. Lo primero que me sorprendió es su juventud y me maravilló su simpatía  Es una chica que siempre tiene una sonrisa a mano, con la que puedes hablar a gusto sin cortarte ni sentirte cohibido, culta, que te hace sentirte amigo de ella en seguida y que derrocha buen humor a raudales. En definitiva una gran persona.

Estuvimos tomando algo en un bar y charlando de su libro y de temas diversos, para luego irnos al árbol centenario y sacarnos unas fotos la mar de divertidas. Después pasamos el día juntos visitando Cartagena y sus lugares emblemáticos como el anfiteatro (precioso), el parque Torres (de los patos pero sin ningún pato, ni mono ni nada aunque vimos un pavo real solitario), subimos a lo más alto, donde se apreciaban unas vistas soberbias de la ciudad y mientras mi mujer se recuperaba de un ataque de "popitis" aguda (tocaba un grupo de musica pop que a mi me pareció bastante bueno, Susy indudablemente no pensaba lo mismo ;)), que requirió una sobredosis de metal para compensar, nos fuimos a comer a un bar donde un servidor se zampó un minibocadillo de tortilla que me sentó de maravilla. Cafecito posterior en un bar estupendo que me recordó al interior de un cine y despedida triste, como lo son todas, pues Luna tenía cosas que hacer. Pero debo deciros algo: por la mañana conocí a una autora y por la tarde me despedí de una amiga, pues puedo decir que me siento orgulloso de considerarla una amiga. Gracias Luna por un día tan estupendo. Y sobretodo y ante todo, gracias Susy, esposa mía por unos días tan maravillosos juntos y por una vida de felicidad que espero que compartamos muy pronto. A ti, te debo mucho y todo bueno. Gracias.

No quiero aburriros más, os dejo con las fotos más destacadas. Solo espero que os haya gustado mi crónica. Pronto os comentaré la quedada que tuvimos con Mary, otra autora estupenda con la que un día estupendo con su novio en Murcia.

Saludos aprendices y gracias por leernos.




1 comentario:

Dejanos tu comentario en esta entrada, sólo pedimos que si no tiene nada que ver con lo que se ha publicado en este post nos hagas llegar un mail.

TE PEDIMOS QUE NO HAGAS SPAM EN NUESTRO BLOG (PUBLICIDAD) NI DE NINGUNA OTRA COSA, SI QUIERES QUE TE HAGAMOS PUBLICIDAD, AFILIACIÓN O DARNOS UN PREMIO O QUE LEAMOS ALGO TUYO ENVÍA UN EMAIL A lashadasverdesblog@gmail.com