Seguidores

Buscar este blog

lunes, 28 de enero de 2013

(reseña) Carne que cruje, de Curtis Garland

Título: Carne que cruje
Autor: Curtis Garland
Selección: Terror extra
Editorial: Bruguera
Páginas: 192
El asesinato de la bella mademoiselle de Fargour y la posterior mutilación de sus hermosos senos, siembran el terror y la confusión en el tranquilo balneario de Montmaison, donde Cheryl Dawson se aloja como señorita de compañía de la siempre malhumorada y tiránica señora Rutherford.
Las sospechas recaen inmediatamente sobre los dos hombres que abandonaron, por la mañana temprano el hotel del balneario, el coronel húngaro Zoltan Herzog, siempre elegante con una gardenia en el ojal, y el joven americano Archie, secretario de un millonario, y que galanteaba discretamente a la atractiva Cheryl.
El principal sospechoso, Herzog, desaparece sin dejar rastro, pero los terribles crímenes de hermosas mujeres, seguidos de atroces mutilaciones, se suceden sin interrupción. En Londres el torso de una famosa cantante, en el transatlántico que les conduce a América, después de la boda de de Cheryl con Archie, una bailarina pierde sus esculturales piernas, y siempre latente la amenaza del asesino con la flor en el ojal, que como Frankenstein moderno colecciona meticulosamente las piezas humanas, que cual sangriento puzzle le permitirán crear a la mujer perfecta.


Este libro lo encontré de casualidad en una tienda de chinos por 30 céntimos.
Novela cutre de terror que se lee de una sentada. Es una mezcla entre Frankenstein y Jack el destripador, ya que, es un médico loco que intenta crear una vida nueva a partir de trozos de cuerpo como el Dr. Henry Von Frankenstein pero usando las técnicas de conocimientos médicos de Jack The Reaper, usando partes de cuerpos de mujeres bellas pero no prostitutas .
Me recuerda a los espaguetti wester echo con dos duros pero que merecen la pena, en este caso leer.
Un libro muy entretenido, descriptivo en las escenas de terror, casi rozando un poco el tema de la nueva sangre, es casi como llevar al papel cualquiera de las partes de Hellraiser.
Con un escenario perfecto, ambiguo, en el sentido de que no sabes en que época está, imperdurable, perfecto. 

Juan Gallardo Muñoz-Creu fue sin discusión uno de los principales autores de bolsilibros. Nacido en Barcelona, en la zona del Paral-lel el 28 de octubre de 1929, hijo de actores profesionales. A principio de los años treinta vivió con su abuelo en Madrid mientras sus padres realizaban una gira por América con una compañía de teatro. Luego se separaron, y mientras su madre siguió del otro lado del Atlántico, su padre se trasladó a trabajar a Barcelona. Cuando ocurrió el golpe de Estado estaba en Madrid con su abuelo. Partieron hacia Barcelona al encuentro del padre en un tren nocturno que viajaba sin luces entre los bombardeos. Ya en Barcelona, entre actores y tramoyistas, empezó a jugar a construir pequeños teatros de cartón y a representar “obritas” que él mismo escribía para sus personajes de papel. Era Juan Gallardo Muñoz, apenas un crío, pero ya empezaba a ser Curtis Garland, una leyenda de la novela popular española.
Más biografía

1 comentario:

  1. ¡Guau! Qué recuerdos nos trae esa portada. ¿Solo te costó 30 céntimos? Dan ganas de recorrerse los chinos de España en busca de más libros de estos.

    ResponderEliminar

Dejanos tu comentario en esta entrada, sólo pedimos que si no tiene nada que ver con lo que se ha publicado en este post nos hagas llegar un mail.

TE PEDIMOS QUE NO HAGAS SPAM EN NUESTRO BLOG (PUBLICIDAD) NI DE NINGUNA OTRA COSA, SI QUIERES QUE TE HAGAMOS PUBLICIDAD, AFILIACIÓN O DARNOS UN PREMIO O QUE LEAMOS ALGO TUYO ENVÍA UN EMAIL A lashadasverdesblog@gmail.com